1 EL REINO DE DIOS (2) Mateo 12:22-30 A ... - La Rencontre

11 downloads 300 Views 180KB Size Report
'Y si expulso este demonio por el poder de Satanás, entonces ¡Satanás trabaja contra él mismo! Actuar así dividiría el reino de Satanás ¡y lo llevaría a su ruina!'.

EL REINO DE DIOS (2) Mateo 12:22-30 A). SUBRAYEMOS LA AUTORIDAD DEL REY 1). Un caso difícil (v22) El texto no nos dice que fue Jesús que llevó este hombre ciego y mudo y “endemoniado”, o sea ‘estar sobre el poder del demonio’1 o ‘estar poseído por el demonio’2. El diccionario bíblico Emmaüs define así la palabra ‘endemoniado’: “Una persona que posee un demonio reinante en ella”. A veces, la presencia de un tal espíritu provoca ciertas enfermedades3. Talvez hayan sido los fariseos que le llevaron a este hombre ciego y mudo y que querían mostrar a la multitud que incluso Jesús no era capaz de ‘sanar’ todos los enfermos. Si fue el caso, ¡su plano fracasó completamente! (v22) “y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba”. v23 añade que “Y toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será este aquel hijo de David?” – de otro modo dice, “¿No es el Mesías prometido que vino para reinar sobre nosotros y traer a nuestro pueblo la curación?” ¡Jesús es el Rey de reyes! ¡Toda rodilla se doblará delante de Él! Hombre, demonio, ángel, todos son obligados a confesar que ‘¡Jesucristo es Señor!’ 2). ¡Una conclusión torcida! (v24) Mientras las personas se planteaban con esta pregunta, los fariseos estaban concluyendo que el poder de Jesús venia de “Beelzebú 4, príncipe de los demonios”. No fue la primera vez que ellos llegaron a esta conclusión: En Mat 9:32-34 los fariseos, “con su perversidad habitual”5, después de haber visto a Jesús expulsando un demonio, “dan esta explicación, ‘pues es por el príncipe de los demonios que él expulsa los demonios’ ”6. (9:34). Volvamos de nuevo a Mateo 12, Jesús, conociendo sus pensamientos (v25), defiende su autoridad adelantando tres argumentos para responder a su acusación: a). v26 en otros términos… ‘Y si expulso este demonio por el poder de Satanás, entonces ¡Satanás trabaja contra él mismo! Actuar así dividiría el reino de Satanás ¡y lo llevaría a su ruina!’ b). v27 en otros términos… ‘Si ustedes creen que vuestros hijos (discípulos) expulsan los demonios por el poder de Dios, ¿Por qué no creen ustedes que yo tengo el mismo poder divino?’ c). v28 en otros términos… ‘Si es por el Espíritu de Dios que expulso demonios, es porque yo entré en el dominio de Satanás, y que yo volví a salir con ¡el botín de victoria! Cada demonio expulsado, cada enfermedad sanada por Jesús proclama alto y fuerte, “El Reino (el reinado) de Dios está próximo” y ¡he aquí el Rey! Vean por ustedes mismo lo que Jesús ha hecho: El hombre poseído en la sinagoga en Capernaun en el día del sabbat, Marcos 1:21 – La cura de la suegra de Pedro, Marcos 1:29 - La tarde después del sol poniente, Marcos 1:32 – El leproso, Marcos 1:40 – El paralítico y sus 4 amigos, Marc 2:1 – El 1

Lexico griego francés La bible Online. Lexico griego de Strong. 3 Ver: Mat 9:33 “Y echado fuera el demonio, el mudo habló”. 4 Beelzebú es probablemente una palabra de origen aramea y es un nombre de Satanás. Belcebú significa “señor de la casa”, o “señor de moscos” o “señor del estiércol” 5 Johnson La bible Online. 6 Ibid. 2

1

hombre con la mano seca en la sinagoga, Mar 3:1 – Los enfermos que ‘se echaban sobre él para tocarlo’ y los espíritus impuros que, cuando lo veían, se prosternaban delante de él y gritaban: “Tu eres el Hijo de Dios”, Mar 3:7 – Legión, Mar 5 – La resurrección de la hija de Jairo, Mar 5:21 – Bartimeo, Mar 10:46, ¡etc., etc., etc.! Jesús es el único que nos puede liberar del reino de Satanás. Es el único que puede atarlo, el único que puede saquear su casa. Es por eso que Jesús invita a las personas a tomar una decisión bien clara y precisa (Mateo 12:30). Estamos, con Él o contra Él. B). ¿COMO EXPERIMENTAR EL PODER DEL REINO? Hay muchas cosas que deberían ser habladas para responder a esta pregunta muy importante. Pero hoy solo menciono una: Para experimentar el poder del reino de Dios es ¡necesario someterse al Rey del Reino! Lucas nos cuenta como Jesús ha sanado el siervo de un centurión7. Leamos las palabras de este oficial de la armada romana: vv7+8 “Por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano. Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y soldados bajo mis órdenes; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace”. Después las palabras de Jesús, v9 “Al oír esto, Jesús, se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe”. El oficial había comprendido por que Jesús tenía autoridad. Él también veía que Jesús era un hombre sumiso a su Superior y que entonces toda la autoridad del Reino de Dios ¡reposaba sobre sus hombros! El oficial romano tenia razón, Jesús debería solamente ‘decir la palabra’ y su siervo sería sanado, (v6) pues, como los hombres obedecían a las órdenes del soldado, ¡todo obedecería a las órdenes de Jesús! La autoridad del creyente en el Reino de Dios viene de ¡su sumisión al Rey! Santiago dice, (4:7) “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”. El creyente rebelde no tiene ninguna autoridad en el Reino de Dios, él no puede resistir al diablo, él ¡no puede ser útil en el Reino!

CONCLUSIÓN A veces nos sentimos débiles e inútiles. ¡Tomen ánimo! Jesús dice, “No temáis, manada pequeña; porque al Padre le ha placido daros el reino”. (Lucas 12:32). No es lo que somos lo importante, ¡pero lo que Él es! Entonces, ni la desgracia, ni la preocupación, ni el sufrimiento, ni el hambre, ni la pobreza, ni los peligros, ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los espíritus, ni el presente, ni el porvenir, ni todas las cosas que tiene poder, ni las fuerzas de abajo, ni todas las cosas creadas, nos ¡podrán separar del amor de Dios!

7

Oficial de la armada romana dirigiendo 100 soldados o, como mucho, aproximadamente este número.

2