Viajando por el cuerpo

267 downloads 238 Views 4MB Size Report
Guía topográfica del cuerpo humano apendicular. L. que cuelga de axial. L. eje esqueleto. G. secar, desecar. El sistema esquelético. Los huesos se unen entre ...

1

Viajando por el cuerpo La naturaleza de este libro exige que exploremos estructuras y regiones individuales específicas durante nuestro viaje. Sin embargo, antes de partir hacia las montañas y valles del cuerpo, se necesita cierta preparación. Este capítulo te familiarizará con términos importantes para leer mapas y poder viajar. También podrás hacerte una «imagen general» de los sistemas corporales destacados en el libro. De este modo, cuando la guía topográfica te encamine en cierta dirección, ¡sabrás qué camino tomar!

(1.1) Posición anatómica.

Regiones del cuerpo

26

Movimientos del cuerpo

30

Sistemas del cuerpo

36

Regiones del cuerpo Facial Mandibular

Pectoral Axilar

Supraclavicular Braquial Cubital

Antecubital

Craneal

Abdominal Inguinal

Cervical Escapular

Púbica Femoral

Dorsal Rotuliana Lumbar

Crural

Pélvica

Glútea (1.3) Vista anterior. Poplítea Sural

(1.2) Vista posterior.

26

Guía topográfica del cuerpo humano

Movimientos del cuerpo Columna vertebral y tórax

Flexión

Extensión

Rotación

Lateroflexión (flexión lateral)

Cuello (columna cervical)

Flexión

Extensión

Rotación

Lateroflexión (flexión lateral)

Costillas/tórax

Elevación/expansión (inspiración)

30

Guía topográfica del cuerpo humano

Depresión/hundimiento (espiración)

Sistemas del cuerpo El sistema esquelético Los huesos se unen entre sí para formar el esqueleto. Éste se divide en dos secciones: el esqueleto axial y el esqueleto apendicular. El esqueleto axial constituye el centro del esqueleto. Comprende el cráneo, la columna vertebral, las costillas, el esternón y el hioides. El esqueleto apendicular está compuesto por los brazos y las piernas, comprendiendo la cintura escapular (escápula y clavícula) y la cintura pélvica (caderas).

Cráneo

Mandíbula

Vértebra cervical Clavícula Esternón

Escápula Húmero Costillas Vértebra lumbar Cúbito Pelvis Radio Sacro Huesos del carpo

Cóccix

Metacarpianos Falanges

{

(1.10) Vista anterior del esqueleto en la posición anatómica, destacando el esqueleto axial.

Fémur Rótula

Tibia

Peroné

Gramo a gramo, el hueso es tan duro como el acero y tres veces más fuerte que la misma cantidad de cemento reforzado.

Huesos del tarso Metatarsianos

{ Falanges

36

{

Guía topográfica del cuerpo humano

apendicular axial esqueleto

L. que cuelga de L. eje G. secar, desecar

El sistema esquelético Cráneo

Mandíbula Vértebra cervical Clavícula

Escápula

Húmero

Vértebra dorsal

Costillas

Vértebra lumbar

Cúbito

Sacro

Radio

Pelvis

Huesos del carpo

} Cóccix

Metacarpianos

}

} (1.11) Vista posterior del esqueleto, destacando el esqueleto apendicular.

Falanges

Fémur

Tibia

Peroné

El esqueleto constituye el quince por ciento del peso del cuerpo. Los huesos se componen de una mitad de agua y otra mitad de materia sólida, y contienen casi un kilogramo de calcio y más de 500 gramos de fósforo. Hay fósforo suficiente para las cabezas de doscientas cerillas.

Astrágalo

Calcáneo

Viajando por el cuerpo

37

Tipos de articulación Una articulación es el punto de contacto entre dos o más huesos. La estructura de la articulación determina su función. Todas las articulaciones cuentan con una estructura fibrosa, cartilaginosa o sinovial. Debido a su estructura, las articulaciones fibrosas y cartilaginosas presentan poca o ninguna movilidad. Las articulaciones sinoviales (diartrosis) contienen una cavidad articular (ausente en

las articulaciones fibrosas y cartilaginosas). Este espacio permite el movimiento de dichas articulaciones. Aunque las diartrosis tengan los mismos componentes estructurales básicos, su movilidad es diferente. Hay seis tipos de diartrosis: esferoideas, elipsoideas, trocleares, sellares, anfiartrodiales y trocoideas.

Las articulaciones esferoideas (enartrosis) contienen la superficie esférica de un hueso que encaja en la depresión cuculiforme de otro hueso. Estas articulaciones son capaces de moverse en todos los planos. La articulación del hombro (glenohumeral) es un ejemplo de articulación capaz de circunducción.

Las articulaciones elipsoideas se componen del extremo oval de un hueso que se articula con la depresión elíptica de otro hueso. Permiten flexión/extensión y abducción/aducción, como en la articulación de la muñeca (radiocarpiana).

Una articulación troclear (trocleartrosis) sólo permite flexión y extensión, de forma similar a la bisagra de una puerta. Un ejemplo de trocleartrosis es la articulación del codo (humerocubital).

Las articulaciones sellares son articulaciones elipsoideas modificadas compuestas de una superficie articular convexa y otra cóncava, como si fueran dos sillas de montar. La articulación entre el trapecio (uno de los huesecillos de la muñeca) y el primer metacarpiano es un ejemplo de articulación sellar.

Las articulaciones anfiartrodiales (anfiartrosis) suelen existir entre dos superficies planas y apenas si permiten movimiento alguno. Sólo son posibles desplazamientos mínimos en estas articulaciones, como entre los huesos del carpo en la muñeca o entre los huesos del tarso en el pie.

Las articulaciones trocoideas están pensadas para que un hueso gire sobre la superficie de otro hueso. Por ejemplo, la rotación de la cabeza ocurre gracias a la articulación trocoidea entre la primera y la segunda vértebra cervical (la articulación atlantoaxial).

38

sinovial

Guía topográfica del cuerpo humano

L. sinovia, líquido articular

El sistema muscular Los nombres de los músculos aportan claves sobre sus rasgos característicos. El nombre refleja la forma del músculo (romboides), la localización (temporal), la dirección de las fibras (oblicuo externo), la acción (aductores) o los puntos de inserción (coracobraquial). Frontal

Platisma Deltoides

Esternocleidomastoideo Pectoral menor

Coracobraquial

Pectoral mayor

Bíceps braquial

Braquial

Pronador redondo

Transverso del abdomen

Flexores del antebrazo

Braquiorradial

Oblicuo externo del abdomen

Flexor superficial de los dedos

Recto del abdomen

Aductores

Vasto lateral

Sartorio

Vasto intermedio

Recto femoral Vasto medial Peroneo largo

Tibial anterior (1.12) Vista anterior en la posición anatómica: músculos superficiales (pierna derecha del dibujo) y profundos (pierna izquierda). músculo miotendón

L. ratoncito G. músculo L. estirar

Viajando por el cuerpo

39

El sistema fascial Los siguientes dibujos muestran aspectos de la fascia desde el punto de vista topográfico y en secciones transversales. Superficie anterior

Hojas de fascia superficial y profunda

Músculos cervicales

Vértebra cervical

(1.15) Sección transversal del cuello destacando las hojas de fascia (izquierda) y los músculos cervicales (derecha). Fascia braquial Bíceps braquial

Fascia axilar Húmero Fascia antebraquial Músculos flexores Fascia braquial Fascia antebraquial Cúbito Aponeurosis palmar

Membrana interósea Tabique intermuscular medial

Tríceps braquial

Radio Músculos extensores

Tabique intermuscular lateral

(1.17) Vista anterior del brazo, antebrazo y mano izquierdos, sin la piel.

(1.18) Sección transversal del antebrazo izquierdo.

(1.16) Sección transversal del brazo izquierdo.

42

Guía topográfica del cuerpo humano

fascia retináculo

L. banda, venda L. cabestrillo, banda, cuerda

El sistema cardiovascular Las arterias y las venas son los vasos sanguíneos del sistema cardiovascular. Forman una red sorprendente que transporta la sangre al corazón, la conduce a todos los tejidos del cuerpo y la devuelve al corazón. Las arterias conducen la sangre lejos del corazón. Cuando una arteria se aleja del corazón, se divide en ramas más pequeñas. Las arteriolas, las ramas más pequeñas, se

dividen en millones de vasos microscópicos llamados capilares. Las paredes de los capilares sirven de punto de intercambio de nutrientes y residuos entre los tejidos corporales y la sangre. Los capilares vuelven a emerger y a unirse, creando venas pequeñas o vénulas, que a su vez se unen para formar las grandes venas que llevan la sangre de vuelta al corazón. Vertebral Braquiocefálica

Carótida común derecha e izquierda

Subclavia Cayado de la aorta Axilar

Aorta ascendente

Braquial Corazón

Aorta abdominal Radial Ilíaca común derecha

Cubital

(1.24) Vista anterior de las arterias principales del cuerpo.

Femoral

Poplítea

Tal vez parezca algo confuso que los nombres de las arterias y venas cambien a medida que recorren el cuerpo, al igual que el nombre de una calle cambia al pasar unas cuantas travesías. Por ejemplo, la arteria subclavia, la arteria axilar y la arteria braquial son todas el mismo vaso; su nombre cambia al pasar por distintas regiones del cuerpo.

Tibial anterior

Tibial posterior

Dorsal del pie

Arco dorsal

44

Guía topográfica del cuerpo humano

arteria capilar vena

G. tubo hueco, tráquea L. parecido a un pelo L. vaso

El sistema nervioso El sistema nervioso forma el centro funcional del cuerpo. Siente, interpreta y responde a las necesidades del cuerpo con el fin de mantener la homeostasis o equilibrio. El encéfalo y la médula espinal forman el sistema nervioso central, mientras que el resto forma el sistema nervioso periférico. Muchos nervios se

ramifican de la médula espinal y salen por los costados de las vértebras. Algunos de estos nervios se reagrupan para formar plexos. Los plexos principales son el cervical, el braquial, el lumbar y el sacro. Los ramos individuales de un plexo nervioso se dividen y reciben el nombre de las regiones que inervan.

Encéfalo

Plexo cervical

Plexo braquial Musculocutáneo Médula espinal Radial Mediano Cubital

Plexo lumbar

Cola de caballo

Plexo sacro

Ciático

Femoral

Tibial

Hormigas y abejas, reverenciadas por su inteligencia y diligencia, cuentan a grandes rasgos y respectivamente con 250 y 900 neuronas en sus cuerpos. Los seres humanos, que no muestran siempre tales cualidades, tienen unos diez mil millones de neuronas sólo en el encéfalo.

Peroneo común

(1.26) Vista anterior de los nervios principales del cuerpo.

46

Guía topográfica del cuerpo humano

El sistema linfático El sistema linfático se compone de varios órganos, de un líquido amarillo llamado linfa, de pequeños vasos microscópicos llamados linfáticos y de ganglios linfáticos. Estas estructuras realizan muchas funciones en el cuerpo como el drenaje del líquido

intersticial que escapa de los capilares para devolverlo al corazón. Los vasos linfáticos transportan grasa de los intestinos a la sangre. El tejido linfático también ayuda al sistema inmunológico del cuerpo a defenderse de células extrañas, microbios y células cancerosas.

Amígdalas

Ganglios linfáticos cervicales

Vena yugular interna

Vena subclavia Timo

Ganglios linfáticos axilares Conducto torácico Vasos linfáticos

Bazo

Cisterna del quilo Folículos linfáticos agregados (placa de Peyer) Ganglios linfáticos ilíacos

Ganglios linfáticos inguinales

Vasos linfáticos Médula ósea

(1.27) Vista anterior, estructuras del sistema linfático.

intersticial linfa

L. situado en medio L. manantial de agua pura

Viajando por el cuerpo

47

2

Hombro y brazo

Vistas topográficas

50

Exploración de la piel y la fascia

51

Huesos del hombro y el brazo

52

Puntos óseos de referencia

53

Músculos del hombro y el brazo

65

Otras estructuras del hombro y el brazo

104

Vistas topográficas Trapecio Acromion Clavícula Pectoral mayor Deltoides Bíceps braquial

Tríceps braquial (2.1) Vista anterior.

Deltoides Axila Dorsal ancho Serrato anterior

Línea nucal superior del occipucio Apófisis espinosa de C7

Trapecio

(2.2) Vista anterior/de perfil.

Espina escapular Apófisis espinosas de las vértebras dorsales

Ángulo inferior de la escápula Dorsal ancho

Tríceps braquial

(2.3) Vista posterior.

50

Guía topográfica del cuerpo humano

Exploración de la piel y la fascia

1) Compañero en decúbito supino. Hunde lentamente los dedos en la piel de la porción superior del pecho. Luego desplaza con suavidad el tejido hacia uno y otro lado (2.5). Intenta moverla en todas direcciones percibiendo su movilidad, resistencia y temperatura. 2) Compara el tejido con el de otras áreas del hombro y brazo, incluida la axila y el área cercana a la clavícula.

(2.4) Compañero en decúbito prono.

1) Compañero en decúbito prono. Comienza por levantar suavemente la piel y la fascia de la porción superior de la espalda. Al levantarla y alejarla de la musculatura más profunda y gruesa, gira el tejido hacia uno y otro lado (2.4). Compara los cambios en el tejido mientras exploras la porción superior de los hombros, brazos y pecho. 2) Presta especial atención a los cambios de espesor y elasticidad del tejido. Por ejemplo, la piel y la fascia superficial de la espina escapular tal vez resulte densa y entretejida, mientras que el tejido en la porción superior del hombro, tan sólo a unos centímetros de distancia, puede resultar más fino y móvil. (2.5) Compañero en decúbito supino.

(2.6)

1) Compañero en decúbito supino. He aquí una oportunidad de percibir cómo la piel y la fascia se estiran o acortan. Manteniendo el brazo del compañero junto a tu cintura, agarra con suavidad el tejido de la porción superior del pecho. 2) Anima al compañero a que relaje el brazo mientras lo mueves pasivamente arriba y abajo (abducción y aducción horizontales). Repara en los cambios que aprecies en los tejidos. 3) Intenta esta misma acción agarrando el tejido cercano a la clavícula, el esternón o el músculo dorsal ancho. Explora distintos movimientos del hombro, percibiendo cómo virtualmente toda la piel de la porción superior del pecho, el hombro y el brazo se desplaza para acomodarse incluso a la acción más sencilla (2.6).

Hombro y brazo

51

Huesos del hombro y el brazo El complejo del hombro se compone de tres huesos: la clavícula, la escápula y el húmero (2.7). La clavícula es superficial y se extiende horizontalmente a lo largo de la porción superior del pecho en la base del cuello. Se articula lateralmente con el acromion de la escápula (articulación acromioclavicular) y medialmente con el esternón (articulación esternoclavicular). Ambas articulaciones son sinoviales. La articulación esternoclavicular es el único punto de inserción entre el esqueleto apendicular y el esqueleto axial. La escápula es el hueso triangular situado en la porción superior de la espalda. Junto con la clavícula, la escápula desempeña un papel vital en la estabilización y movilidad del brazo. La escápula cuenta con varias fosas,

esquinas y crestas que sirven de inserción a dieciséis músculos. La escápula se desliza sobre la superficie posterior del tórax para formar la articulación escapulotorácica. Sin embargo, como no tiene ninguno de los componentes normales de una articulación, se considera una articulación falsa. El húmero es el hueso del brazo. La porción proximal se articula con la cavidad glenoidea de la escápula para formar la articulación glenohumeral. La articulación glenohumeral es una articulación esferoidea sinovial con un amplio grado de movilidad. El músculo deltoides y numerosos tendones rodean la porción proximal del húmero y la articulación glenohumeral.

Articulación esternoclavicular (EC) Vértebra cervical Articulación acromioclavicular (AC) Articulación glenohumeral

Clavícula

Húmero Esternón

Escápula Costillas

(2.7) Vista anterior con las costillas del lado izquierdo suprimidas.

La clavícula es el primer hueso que comienza a osificarse (endurecerse) en el feto humano, aunque, paradójicamente, es el último en desarrollarse por completo, a menudo no antes del final de la adolescencia o los veinte años. Este hecho, junto con su localización superficial, tal vez explique por qué la clavícula es uno de los huesos que más se rompen del cuerpo.

52

Un cuadrúpedo, como un gato o un perro, no tiene problemas con las roturas de clavícula. Como la escápula de los cuadrúpedos se encuentra situada en el lado externo del tronco (en oposición a la del ser humano, que se encuentra en el lado anterior del tronco), ésta no es esencial para el movimiento del complejo del hombro. En realidad, los gatos presentan una delgada astilla en lugar de

Guía topográfica del cuerpo humano

clavícula húmero

clavícula y los perros sólo un pequeño cartílago. Las clavículas de los pájaros se unen para formar una horquilla. La unidad de la horquilla actúa de puntal, ofreciendo enorme estabilidad a los grandes músculos pectorales durante el vuelo. La horquilla es lo que partimos en dos cuando buscamos el extremo de la «espoleta».

L. llavecita L. brazo

Apófisis coracoides

Apófisis coracoides

La apófisis coracoides de la escápula es la proyección inferior al cuerpo de la clavícula. Dependiendo de la posición de la escápula, a menudo se encuentra en el surco deltopectoral (pág. 66) entre las fibras de los músculos deltoides y pectoral mayor. La apófisis coracoides puede doler a la palpación, por lo que procede con cuidado.

1) Sentado o en decúbito supino. Pon el pulgar a lo largo de la cara lateral del cuerpo de la clavícula. 2) Desliza el dedo en sentido inferior lejos de la clavícula no más de cuatro centímetros. Localiza la punta de la apófisis coracoides comprimiendo el tejido con las yemas de los dedos (2.29). 3) Al resultar más evidente la apófisis coracoides, podrás hacerte una idea mejor de su forma y tamaño trazando un círculo con los dedos por su contorno.

(2.29) Vista anterior del hombro derecho.

¿Están los dedos por debajo de la clavícula? Mueve pasivamente la clavícula con la otra mano y repara en que la apófisis coracoides sigue tus movimientos.

Tuberosidad deltoidea La tuberosidad deltoidea se localiza en la cara lateral del punto medio de la diáfisis del húmero. Es un saliente pequeño y rebajado que sirve de punto de inserción a las fibras convergentes del músculo deltoides (p. 75).

1) Sentado o en decúbito supino. Localiza el acromion. 2) Desliza los dedos lejos del acromion por la cara lateral del brazo (2.30). 3) Cuando llegues a un punto medio entre el hombro y el codo, apreciarás un montículo en la cara lateral del brazo.

(2.30) Vista de perfil y acceso a la tuberosidad deltoidea.

Si el compañero mueve el hombro en abducción, ¿convergen las fibras del músculo deltoides en el punto que estás palpando? d c

Apófisis coracoides

a b Vista anterior de la escápula derecha coracoides tuberosidad

G. pico de cuervo L. engrosamiento

La apófisis coracoides es un punto de inserción de varios tendones y ligamentos. La disposición de estas estructuras se puede mostrar siguiendo la dirección de las agujas de un reloj. En la escápula derecha, el tendón del pectoral menor (a) se inserta a las cuatro en punto, mientras que los tendones del coracobraquial y el bíceps braquial (b) se encuentran a las siete en punto. El ligamento coracoacromial (c) se inserta a las diez en punto y los ligamentos coracoclaviculares (d) se insertan todavía más posteriormente en la apófisis coracoides a las once y a las doce.

Hombro y brazo

63

Músculos del hombro y el brazo Los músculos del hombro y el brazo son un grupo sorprendentemente diverso. Algunos se expanden por la espalda y la caja torácica, algunos se insertan en el cráneo mientras que otros se extienden hasta el codo. Todos los músculos generan movimiento en el complejo del hombro (formado por la escápula, la clavícula y el húmero). Algunos elevan las costillas, extienden la cabeza y las vértebras cervicales o flexionan el codo (2.33 – 2.35). Presentamos primero los músculos superficiales del hombro y la espalda, seguidos por los músculos más pro-

fundos de la espalda y, finalmente, los músculos del brazo. Algunos músculos aparecen juntos para comprender mejor su funcionamiento en grupo. Aunque las instrucciones sobre cada músculo o grupo de músculos especifiquen la posición en que poner al compañero (decúbito prono o supino, sentado), se alienta que la exploración se haga en todas las posiciones para conocer mejor el músculo o músculos y las estructuras circundantes.

Esplenio de la cabeza Elevador de la escápula Romboides mayor y menor Trapecio

Supraespinoso Infraespinoso

Deltoides

Redondo menor Infraespinoso Redondo mayor

Redondo menor

Tríceps braquial Redondo mayor Tríceps braquial Dorsal ancho

Erector de la columna Serrato posteroinferior Fascia toracolumbar

Fascia toracolumbar (cortada y replegada)

(2.33) Vista posterior del hombro y la espalda. Se han omitido los músculos dorsal ancho, trapecio y deltoides en el lado derecho.

Fue el anatomista británico William Cowpet (c. 1700) quien dio al músculo trapecio este nombre. Antes se llamaba musculus cucullaris (L. músculo en cogulla), ya que los dos músculos trapecio semejan juntos la capucha de un monje.

Hombro y brazo

65

Músculos del hombro y el brazo

Elevador de la escápula Esternocleidomastoideo (cortado) Trapecio Bíceps braquial Deltoides Braquial Infraespinoso Tríceps braquial Redondo menor Redondo mayor

Dorsal ancho Serrato anterior Oblicuo externo (2.34) Vista de perfil.

Trapecio Deltoides

Esternocleidomastoideo Pectoral menor

Surco deltopectoral Pectoral mayor (cortado) Pectoral mayor

Coracobraquial

Serrato anterior Dorsal ancho Bíceps braquial

Recto del abdomen

(2.35) Vista anterior; se han eliminado el pectoral mayor y el bíceps braquial en el lado derecho.

66

Guía topográfica del cuerpo humano

Músculos sinergistas: músculos que actúan juntos *músculos que no aparecen Flexión Deltoides (fibras anteriores) Pectoral mayor (fibras superiores) Bíceps braquial Coracobraquial*

Hombro (articulación glenohumeral)

Vista anterior/medial del brazo derecho

Extensión Deltoides (fibras posteriores) Dorsal ancho Redondo mayor Infraespinoso Redondo menor Pectoral mayor (fibras inferiores) Tríceps braquial (cabeza larga)

Vista posterior Vista anterior

Abducción horizontal Deltoides (fibras posteriores) Infraespinoso Redondo menor Aducción horizontal Deltoides (fibras anteriores) Pectoral mayor (fibras superiores)

Vista anterior

Vista posterior/lateral del brazo derecho

Hombro y brazo

67

Espina escapular

Fibras medias del trapecio 1) Localiza la espina escapular. 2) Desliza los dedos medialmente dejando la espina escapular hacia el trapecio y desplazando los dedos transversalmente por sus fibras (2.44). Las fibras del trapecio son superficiales y finas, por lo que explora a nivel superficial y no a nivel más profundo donde se encuentran los músculos romboides y erector de la columna. Palpa las fibras medias y pide al compañero que mueva la escápula en aducción. «Levanta el hombro de la mesa». ¿Percibes alguna contracción de las fibras?

(2.44) Con el compañero en decúbito prono, acceso a las fibras medias del trapecio.

Fibras inferiores del trapecio 1) Localiza el borde de las fibras inferiores trazando una línea desde la espina escapular hasta la apófisis espinosa de T12 (pág. 179). 2) Palpa esta línea y mete los dedos en el borde de las fibras inferiores. Pide al compañero que extienda los brazos al frente (como Superman) y percibe las fibras superficiales del trapecio (2.45). 3) Intenta elevar las fibras inferiores entre los dedos, separándolas de la musculatura subyacente. Otra acción para percibir la contracción de las fibras inferiores es pedir al compañero que deprima el hombro. ¿Adoptan las fibras inferiores un suave ángulo hacia la escápula (en vez de discurrir paralelas a la columna vertebral como el músculo erector de la columna)?

Apófisis espinosa de T12

(2.45) Compañero en decúbito prono con los brazos extendidos al frente.

74

Guía topográfica del cuerpo humano

Otras estructuras del hombro y el brazo Axila La axila es el área en forma de cono que también llamamos sobaco (2.111). Está formada por cuatro paredes: (a) la pared lateral (bíceps braquial y coracobraquial); (b) la pared posterior (subescapular y dorsal ancho); (c) la

pared anterior (pectoral mayor), y (d) la pared medial (caja torácica y serrato anterior). Hay varios vasos importantes que pasan por la región axilar (2.112), como la arteria braquial y el plexo braquial (nervios).

b) Subescapular y dorsal ancho a) Bíceps braquial y coracobraquial

Coracobraquial Bíceps braquial

Pectoral mayor Serrato anterior

Tríceps braquial

(2.111) Vista inferior de la axila derecha que muestra los músculos que forman sus cuatro paredes. Redondo mayor Dorsal ancho

d) Caja torácica y serrato anterior c) Pectoral mayor

104

Guía topográfica del cuerpo humano

3

Antebrazo y mano

Vistas topográficas

112

Exploración de la piel y la fascia

113

Huesos del antebrazo y la mano

114

Puntos óseos de referencia

115

Músculos del antebrazo y la mano

131

Otras estructuras del antebrazo y la mano

162

Vistas topográficas Articulaciones metacarpofalángicas

Pliegue extensor de la muñeca Músculo braquiorradial

Epicóndilo lateral del húmero

Olécranon del cúbito

Cabeza del cúbito

Tendones del músculo extensor de los dedos

Diáfisis del cúbito Vientres de los músculos extensores

(3.1) Vista de perfil de la mano y antebrazo derechos

Tendón del bíceps braquial

Vientres de los músculos extensores Epicóndilo medial del húmero Tendón del músculo palmar largo

Vientres de los músculos flexores

Tendón del músculo flexor radial del carpo Eminencia tenar Tendón del músculo flexor cubital del carpo Pliegue flexor de la muñeca

Eminencia hipotenar

(3.2) Vista anterior de la mano y antebrazo derechos.

112

Guía topográfica del cuerpo humano

En el hablar corriente, «brazo» suele designar la región entre el hombro y la muñeca. Como término anatómico, «brazo» se circunscribe a la región entre el hombro y el codo. La porción entre el codo y la muñeca se denomina «antebrazo».

tenar hipotenar

G. palma de la mano G. hypo, debajo

Exploración de la piel y la fascia 1) Comienza elevando suavemente la piel y la fascia del antebrazo. Compara el espesor y elasticidad de la cara posterior (con vello) con la cara anterior (sin vello) (3.3). 2) Explora el antebrazo. Fíjate en que el tejido a lo largo de la diáfisis del antebrazo tal vez es más difícil de asir que el tejido de las regiones de la muñeca y el codo.

1) Usando una mano para estabilizar el antebrazo, usa la otra para retorcer suavemente la piel y fascia en torno a la diáfisis del antebrazo (3.4). 2) Ahora intenta estirar la piel en sentido superior e inferior. A menudo el tejido muestra más elasticidad en dirección horizontal (en torno a la diáfisis del antebrazo) que vertical.

(3.3)

1) He aquí una oportunidad de percibir el estiramiento de la piel y fascia del compañero durante un movimiento pasivo. Agarra el tejido cercano a la muñeca y flexiona y extiende pasivamente la articulación de la misma (3.5). Siente lo flexible y pleno que es el tejido cuando se flexiona la muñeca. Mientras la extiendes, tal vez se te escape de entre los dedos. 2) Sigue moviendo la muñeca mientras agarras el tejido por todos los lados del antebrazo. Mueve el antebrazo en supinación y pronación, sintiendo cómo estas acciones hacen que el tejido se mueva de forma distinta. 3) Pide al compañero que mueva activamente la muñeca y los dedos mientras agarras la piel y la fascia. Anímale a moverlos con lentitud. Juega con acciones específicas aisladas, por ejemplo, la extensión de la muñeca en oposición a la extensión de los dedos, para sentir cómo se desplazan los tejidos con las distintas acciones.

(3.4)

Extensión de la muñeca

(3.5) Asiendo el tejido mientras se mueve pasivamente la muñeca.

Flexión de la muñeca

Muñeca en posición neutra

Antebrazo y mano

113

Huesos del antebrazo y la mano El húmero es el hueso del brazo. Su extremo proximal se articula con la escápula para formar la articulación glenohumeral. Su extremo distal se une con el cúbito y el radio en el codo. El codo presenta dos articulaciones: humerocubital y humerorradial. El radio y el cúbito son los huesos del antebrazo (3.6). El cúbito es un hueso superficial y presenta un borde palpable que se extiende desde el codo hasta la muñeca. El radio (en el lado del pulgar) es lateral al cúbito y está parcialmente hundido en el músculo. La pronación y supinación del antebrazo se consiguen con el giro del radio sobre el cúbito en las articulaciones radiocubitales proximal y distal. Los tres grupos de huesos de la muñeca y la mano son los huesos del carpo, los metacarpianos y las falanges. Los huesos del carpo son ocho, del tamaño de piedrecitas, y

forman dos filas (una proximal y otra distal), cada una de las cuales contiene cuatro huesos (3.9). Distales al «pliegue flexor» de la muñeca, los huesos del carpo son accesibles por todos lados: las superficies palmar, dorsal, radial y cubital de la mano. Los metacarpianos son cinco huesos largos que expanden la palma de la mano. El extremo proximal de los metacarpianos constituye la base; la larga sección media es la diáfisis y el extremo distal forma la cabeza (3.7). Los metacarpianos son fáciles de palpar a lo largo de la superficie dorsal de la mano. Se hallan a nivel profundo de los músculos en el lado palmar. Las falanges son los huesos de los dedos. El pulgar sólo tiene dos falanges mientras que los demás dedos tienen tres. Todos los lados de las falanges son accesibles (3.8).

Húmero Articulación humerorradial

Articulación humerocubital Articulación radiocubital proximal

Cúbito

Radio

Articulación radiocubital distal Articulación radiocarpiana Articulaciones mediocarpianas Huesos del carpo (8) Articulaciones carpometacarpianas Metacarpianos (5)

Articulaciones intermetacarpianas Articulaciones metacarpofalángicas

Falanges (14) (proximales, medias y distales)

Articulaciones interfalángicas proximales Articulaciones interfalángicas distales

(3.6) Vista anterior (palmar) de la mano y antebrazo derechos.

¡Hablemos de articulaciones! La articulación radiocarpiana (muñeca), formada por el radio y los huesos proximales del carpo, es una articulación elipsoidea. Las articulaciones anfiartrodiales y las articulaciones carpometacarpianas II a V sólo permiten mínimos desplazamientos.

114

Guía topográfica del cuerpo humano

La primera articulación carpometacarpiana del pulgar es una articulación sellar elipsoidea. Las articulaciones metacarpofalángicas, los grandes nudillos de la mano, también son elipsoideas. Las articulaciones interfalángicas de los dedos son articulaciones trocleares. húmero radio cúbito

L. brazo superior L. palo, radio de una rueda L. codo, brazo

Puntos óseos de referencia Cresta supracondílea lateral

Cresta supracondílea medial Cóndilo medial Húmero

Cóndilo lateral

Epicóndilo medial

Epicóndilo lateral

Fosa coronoidea

Fosa radial

Tróclea

Cresta supracondílea medial

Cóndilo Cúbito

Radio

Cresta supracondílea lateral Fosa olecraneana (a nivel profundo)

Epicóndilo medial

Epicóndilo lateral

Surco del nervio cubital

Olécranon

Diáfisis del cúbito

Diáfisis del radio

Metacarpianos (5) Base Cuerpo Cabeza

Falanges (14) Base Cuerpo Cabeza

(3.7) Vista anterior (palmar) de la mano y antebrazo derechos.

(3.8) Vista posterior (dorsal) de la mano y antebrazo derechos. Semilunar Escafoides

Piramidal

Pisiforme

Trapecio

(3.9) Los ocho huesos del carpo, vista posterior (dorsal) de la muñeca derecha.

Ganchoso Hueso grande carpiano metacarpiano falange

G. perteneciente a la muñeca G. meta, más allá de G. fila cosida, formación de batalla

Trapezoide

Antebrazo y mano

115

Músculos del antebrazo y la mano Los músculos del antebrazo generan sobre todo movimiento en la muñeca y los dedos. Muchos presentan vientres fusiformes de pequeño tamaño, que se conectan con los delgados y eficaces tendones en la porción inferior del antebrazo. Estos tendones se extienden distalmente en la muñeca y la mano. Los vientres de los músculos y los tendones que pueblan el antebrazo pueden ser difíciles de aislar. Para simplificar las cosas, los músculos de este capítulo se han dispuesto en cuatro grupos primarios:

Bíceps braquial

Braquial

a) Músculos que actúan sobre todo en el codo: Braquial Braquiorradial b) Músculos que mueven la muñeca y/o los dedos (músculos del carpo, los dedos o palmares). Este grupo se puede dividir además en cuatro grupos menores más: Extensores de la muñeca y los dedos Flexores de la muñeca y los dedos Aductores de la muñeca Abductores de la muñeca (Algunos músculos que actúan en la muñeca en realidad pueden moverla en dos direcciones. El flexor cubital del carpo, por ejemplo, flexiona y mueve la muñeca en aducción.) c) Músculos que generan la acción de giro entre el radio y el cúbito: Pronador redondo Pronador cuadrado Supinador

Pronador redondo Aponeurosis bicipital

Palmar largo Braquiorradial

Flexor radial del carpo Flexor cubital del carpo

Flexor largo del pulgar

Flexor superficial de los dedos Fascia antebraquial

Aponeurosis palmar

d) Músculos largos y cortos que mueven el pulgar.

(3.49) Vista anterior de la mano y antebrazo derechos, sin la piel de la palma de la mano.

Distinguir entre abducción (izquierda) y aducción (derecha) de la muñeca puede resultar confuso si el antebrazo está en pronación o supinación. Por ejemplo, al mover el antebrazo en pronación (la palma de la mano mira hacia el suelo) y luego la muñeca en aducción, la mano se alejará de la línea central del cuerpo y parecerá como si hubieras abducido la muñeca. Tanto la aducción como la abducción siguen siendo lo mismo con independencia de la posición del antebrazo.

Antebrazo y mano

131

Músculos del antebrazo y la mano

Flexor superficial de los dedos

Flexor superficial de los dedos (cortado)

Flexor largo del pulgar Flexor largo del pulgar

Retináculo de los músculos flexores

Flexor profundo de los dedos

Retináculo de los músculos flexores

Tendones del flexor profundo de los dedos

(3.50) Vista anterior de la mano y antebrazo derechos, que muestra la capa intermedia de músculos.

Tendones del músculo flexor superficial de los dedos (cortados y replegados) (3.51) Vista anterior de la mano y antebrazo derechos que muestra la capa profunda de músculos.

132

Guía topográfica del cuerpo humano

Músculos del antebrazo y la mano

Braquiorradial

Ancóneo

Extensor radial largo del carpo

Extensor cubital del carpo

Extensor radial corto del carpo

Extensor de los dedos Extensor del meñique Abductor largo del pulgar Extensor corto del pulgar Extensor largo del pulgar Extensor del índice

(3.52) Vista posterior de la mano y antebrazo derechos.

Los nombres de los músculos del antebrazo pueden ser larguísimos, pero son útiles para entender su función, localización, etc. Tomemos, por ejemplo, el músculo extensor radial largo del carpo. ¿Qué revela su nombre? 1) Se especifica que es un extensor, luego extiende. Esto también indica que hay un flexor radial del carpo. 2) «Del carpo» significa que extiende los huesos del carpo (articulación de la muñeca). Esto indica que también hay un músculo diferente que mueve los dedos: el extensor de los dedos. 3) Discurre por el lado radial del antebrazo. Esto indica que también hay un extensor cubital del carpo en el lado cubital. 4) Si hay un músculo largo, también debe haber otro corto: el extensor radial corto del carpo.

Antebrazo y mano

133

Sinergistas: Músculos que actúan juntos *músculos no mostrados

Codo (articulaciones humerocubital y humerorradial) Flexión Bíceps braquial Braquial Braquiorradial Flexor radial del carpo Flexor cubital del carpo (asistente) Palmar largo Pronador redondo (asistente) Extensor radial largo del carpo (asistente)* Extensor radial corto del carpo (asistente)* Vista anteromedial

Vista posterior

Extensión Tríceps braquial (todas las cabezas) Ancóneo

Antebrazo Pronación Pronador redondo Pronador cuadrado Braquiorradial (asistente)

(articulaciones radiocubitales proximal y distal)

Supinación Bíceps braquial Supinador Braquiorradial (asistente)

Vista anterior, antebrazo que gira en supinación.

Muñeca

Flexión Flexor radial del carpo Flexor cubital del carpo Palmar largo Flexor superficial de los dedos Flexor profundo de los dedos (asistente)*

(articulación radiocarpiana)

Extensión Extensor radial largo del carpo Extensor radial corto del carpo Extensor cubital del carpo Extensor de los dedos (asistente)

134

Vista anterior, antebrazo que gira en pronación

Vista posterior

Guía topográfica del cuerpo humano

Vista anteromedial

Epicóndilo lateral

Cabeza del radio (a nivel profundo)

(3.105) Vista de perfil del antebrazo derecho, que muestra el músculo supinador. Olécranon

A Supinación del antebrazo (articulaciones radiocubitales) O Ligamento colateral radial, ligamento anular y cresta del músculo supinador en el cúbito

I O

Superficie lateral de la porción proximal de la diáfisis del radio

In Nervio radial

I

Supinador

(3.106) Origen e inserción del músculo supinador.

1) Da la mano al compañero como en un saludo y flexiona 90° su codo. Localiza el epicóndilo lateral del húmero y la porción proximal de la diáfisis del radio. 2) Coloca los dedos entre estos puntos anatómicos y palpa a través de las fibras de los extensores para alcanzar el vientre profundo del músculo supinador (3.107). 3) Pide al compañero que mueva en supinación y relaje alternativamente el antebrazo contra tu resistencia. El braquiorradial se puede contraer con este movimiento, pero se percibirá superficialmente, mientras que el supinador se encuentra a nivel profundo de los extensores.

Músculos extensores superficiales (cortados)

(3.107) Vista de perfil del antebrazo derecho, acceso al músculo supinador mientras el compañero mueve el antebrazo en supinación contra tu resistencia.

152

Guía topográfica del cuerpo humano

Ligamentos de la muñeca y la mano Ligamento radiocarpiano palmar

Ligamento radiocubital dorsal Ligamento colateral cubital

Ligamento radioescafosemilunar Ligamento radiopiramidal

Radio

Cúbito

Ligamento radiocubital palmar

Ligamento radio/hueso grande

Radio

Ligamento radiocarpiano dorsal

Cúbito Ligamento colateral radial

(3.150) Vista dorsal de la muñeca derecha, que muestra los ligamentos de las articulaciones radiocarpianas. Ligamento cubitocarpiano palmar

cubitosemilunar { Ligamento Ligamento cubitopiramidal

(3.149) Vista palmar de la muñeca derecha, que muestra los ligamentos de las articulaciones radiocarpianas.

Radio

Cúbito

Cúbito

Radio Ligamentos intercarpianos dorsales

Ligamentos intercarpianos palmares

Ligamentos intercarpianos distales (3.152) Vista dorsal de la muñeca derecha, que muestra los ligamentos de las articulaciones intercarpianas. Ligamentos radiados del carpo

Ligamento pisiganchoso

(3.151) Vista palmar de la muñeca derecha, que muestra los ligamentos de las articulaciones intercarpianas.

Antebrazo y mano

167

4

Columna vertebral y tórax

Vistas topográficas

170

Exploración de la piel y la fascia

171

Huesos de la columna vertebral y el tórax

172

Puntos óseos de referencia

173

Músculos de la columna vertebral y el tórax

190

Otras estructuras de la columna vertebral y el tórax 220 Estando de pie, todo el peso del tronco, la cabeza y las manos se transfiere a los cuerpos de las vértebras. Las vértebras lumbares en la base de la columna soportan casi todo este peso. Por suerte, entre los cuerpos de las vértebras hay discos intervertebrales que amortiguan parte de esta tensión. Los discos se componen de una capa externa resistente, el anillo fibroso, y de un centro líquido llamado núcleo pulposo.

Cuando se carga el peso sobre un disco, el anillo fibroso soporta el núcleo pulposo, que se comprime y distribuye la presión. El núcleo se compone sobre todo de agua, parte de la cual sale del núcleo a lo largo del día. Cuando dormimos, la columna vertebral deja de soportar la presión del peso del cuerpo y los discos recuperan su estado normal, de modo que al despertar por la mañana somos tres centímetros más altos que por la noche.

Vistas topográficas Un vertebrado es un animal que presenta columna vertebral. Son vertebrados los peces, los anfibios, los reptiles, las aves y los seres humanos. Un insecto o un molusco no tienen columna vertebral y, por tanto, se llaman invertebrados. Los animales que caminan a cuatro patas se llaman cuadrúpedos, mientras que los seres humanos somos bípedos.

Escotadura yugular

(4.1) Vista anterior.

Esternón Costillas

Borde de la caja torácica Ombligo Músculo recto del abdomen Músculo oblicuo externo del abdomen

Cresta ilíaca

ligamento inguinal

(4.2) Vista posterior. Apófisis espinosa de C7

Borde medial de la escápula Grupo erector de la columna

Apófisis espinosas de las vértebras lumbares y dorsales Cresta ilíaca posterosuperior (CIPS)

XII costilla Cresta ilíaca

Sacro

Las vértebras, el esternón y la pelvis de un ave suelen estar llenos de aire, es decir, son «neumáticos». Se cree que un hueso se vuelve «neumático» cuando su superficie entra en contacto con un alvéolo. El tejido óseo que descansa contra el alvéolo se adelgaza hasta desaparecer por completo,

170

Guía topográfica del cuerpo humano

dejando en su lugar una cavidad en la que penetra finalmente el alvéolo. De este modo, las excrecencias o sacos que se extienden fuera de los pulmones de las aves ocupan los huesos y cavidades del cuerpo, con lo cual reducen su peso corporal total.

Exploración de la piel y la fascia 1) Compañero en decúbito prono. Empieza poniendo las manos sobre la porción media e inferior de la espalda de tu compañero y percibe la temperatura del tejido. Explora también los costados del torso. 2) Comienza levantando suavemente la piel y la fascia superficial de la columna vertebral en la región lumbar (4.3). A menudo este tejido puede ser muy denso y flexible. Mueve los dedos lateralmente unos cuantos centímetros y compáralo con el tejido superficial de los músculos del grupo erector de la columna. 3) Continúa moviendo los dedos lateralmente hasta los lados del tronco (entre la axila y la pelvis). Al desplazarte más lateralmente, ¿logras detectar alguna diferencia en la elasticidad o espesor del tejido? Al pensar en el tórax (el tronco del cuerpo), la mayoría de nosotros pensamos en las superficies del «vientre y la espalda» y nos olvidamos de los costados. En decúbito lateral podrás ver los costados del tórax que conectan el «vientre y la espalda» y descubrirás que el tórax es en realidad una unidad tridimensional.

(4.3) Compañero en decúbito prono.

1) Compañero en decúbito lateral. Pon ambas manos en el costado del tórax. Mira y siente cómo los lados anterior, lateral y posterior del tórax forman una superficie continua. 2) Retuerce suavemente la piel y fascia con las manos en direcciones opuestas (4.4) percibiendo la flexibilidad o resistencia del tejido. Intenta moverte en todas direcciones.

El abdomen puede resultar sensible o causar cosquillas al palparlo. Asegúrate de que avanzas con lentitud y suavidad, preguntando de vez en cuando al compañero. 1) Compañero en decúbito supino. Comienza con las manos a los lados del abdomen para percibir la temperatura del tejido. A continuación, explora hacia el centro del abdomen, hasta el borde de las costillas y justo debajo del ombligo. 2) Comienza levantando suavemente la piel y fascia de la cara lateral del abdomen y avanza hacia la línea media del cuerpo (4.5). Si algunas áreas resultan especialmente difíciles de agarrar, tal vez sea una señal de que esta acción no es bienvenida por el cuerpo en este momento. 3) Mientras agarras una porción de tejido, pide al compañero que practique una flexión corta de abdominales. Al contraerse los músculos abdominales más profundos, repara en que el tejido se te escapa de los dedos.

(4.4) Compañero en decúbito lateral.

(4.5) Compañero en decúbito supino.

Columna vertebral y tórax

171

Huesos de la columna vertebral y el tórax La columna vertebral se compone de veinticuatro vértebras, siete cervicales en el cuello, doce dorsales en el tórax y cinco lumbares en la región inferior (4.6). El sacro y el cóccix se componen de vértebras fusionadas y también se consideran parte de la columna vertebral. Para la palpación y por razones de claridad, el sacro y el cóccix se incluyen en el capítulo sexto, La pelvis y el muslo. Las vértebras cervicales son las más móviles y accesibles de las veinticuatro vértebras de la columna. Las doce vértebras dorsales se articulan con los doce pares de costillas. Diseñadas para una movilidad mínima, ayudan a estabilizar el área torácica y a proteger los órganos internos. En contraste, las vértebras lumbares, más gruesas y grandes, localizadas entre las doce costillas y la cresta ilíaca posterior, están diseñadas para aguantar el peso del hemicuerpo superior.

Al palpar longitudinalmente la espalda, las veinticuatro vértebras se hallarán a nivel profundo de las hojas de tejido muscular. No obstante, las apófisis espinosas y transversas sobresalen de cada vértebra y pueden ser puntos útiles de localización. El tórax comprende el esternón y la caja torácica. El superficial esternón se localiza a lo largo de la línea media del pecho. La caja torácica se compone del cartílago costal y doce pares de costillas. El cartílago costal es idéntico en forma y tamaño a las costillas y sirve de puente entre ellas y el esternón. Las costillas I a VII se conocen como «costillas verdaderas» porque se insertan directamente en el esternón. Las costillas VIII a XII se consideran «costillas falsas» porque se insertan indirectamente en el esternón por medio del cartílago costal. Además de ser «costillas falsas», las costillas XI y XII también se consideran «costillas flotantes», porque no se insertan en el esternón ni en el cartílago costal.

Atlas (C1) Vértebras cervicales

Axis (C2) Séptima cervical (C7) Primera dorsal (T1)

Vértebras dorsales Costillas

Decimosegunda dorsal (T12) Primera lumbar (L1)

Vértebras lumbares Quinta lumbar (L5)

Sacro

(4.6) Vista posterior.

172

Guía topográfica del cuerpo humano

Cóccix

Puntos óseos de referencia Escotadura yugular

Clavícula

Primera costilla

Sincondrosis manubrioesternal

Manubrio Articulaciones esternocostales Ángulo del esternón Articulaciones costocondrales Esternón (cuerpo) Costillas Apófisis xifoides Cartílago costal Discos intervertebrales Articulación sacroilíaca

(4.7) Vista anterior.

Atlas (C1)

Carillas superiores

Tubérculo posterior

Superficie anterior

Carilla articular de la apófisis odontoides

Agujero transverso

Apófisis transversa

Superficie anterior Lámina

Apófisis transversa

Lámina

Surco para la arteria vertebral

Agujero vertebral

Vista lateral Vista superior

Axis (C2) Superficie anterior Apófisis odontoides

Carilla superior Apófisis odontoides Agujero vertebral Apófisis espinosa

Superficie anterior

Apófisis transversa

Lámina

Apófisis transversa Lámina

Agujero vertebral

Vista de perfil

Apófisis espinosa

Agujero transverso Vista superior

Columna vertebral y tórax

173

La compresión o pinzamiento del plexo braquial (pág. 271) o de uno de sus nervios pueden generar un dolor agudo y fulgurante en el brazo. Si esto ocurriera, libera de inmediato la presión y ajusta la posición en sentido posterior. Como siempre, pide al compañero que diga lo que siente.

(4.23) La disposición de las apófisis transversas cervicales se parece a un largo pendiente colgante.

Apófisis transversas de las cervicales Las apófisis transversas (ATV) de las vértebras cervicales se localizan a los lados del cuello. ¡Las viejas películas de Hollywood ponían tornillos en las ATV del cuello de Frankenstein! Las ATV se extienden en sentido inferior desde la apófisis mastoides y muchas se encuentran a nivel profundo del músculo esternocleidomastoideo (pág. 246). Todas las ATV tienen la misma anchura excepto las ATV de C1, que son mucho más anchas. Las ATV de C1 se localizan justo distales y anteriores a la punta de la apófisis mastoides (pág. 235) y son relativamente accesibles. Todas las ATV sirven de inserción a distintos músculos, incluidos los escalenos y el elevador de la escápula. El plexo braquial, un gran conjunto de nervios que inervan el brazo, salen de la columna entre las ATV. Cuando accedas por primera vez a las ATV, usa la parte plana del pulgar o las yemas de los dedos. A medida que mejoren tus habilidades palpatorias, explora la superficie de las ATV de forma más específica.

Apófisis transversas de las cervicales 1) Compañero en decúbito supino. Pon los dedos en el lado del cuello debajo de los lóbulos de las orejas. 2) Usando las yemas planas de los pulgares, deslízalas en sentido anterior y posterior para notar la cresta de las ATV. Explora el cuello longitudinalmente (4.24). 3) Tal vez no notes las puntas de las apófisis individuales, sino la cresta formada por las ATV bajo el tejido subyacente.

(4.24) Vista anterolateral, compañero en decúbito supino.

¿Estás palpando con las manos a nivel inferior de los lóbulos de las orejas? ¿Notas una cresta sutil que desciende lateralmente por el cuello? Si flexionas el cuello, lateralmente o lo giras pasivamente, ¿notas que las ATV se mueven de forma individual?

Clavícula Apófisis mastoides

1) Compañero en decúbito supino. Gira la cabeza 45° a la derecha. Con la cabeza en esta posición, las ATV forman una línea desde la apófisis mastoides izquierda hasta el centro del cuerpo de la clavícula (4.25). 2) Traza una línea imaginaria desde estos dos puntos anatómicos y visualiza y palpa las ATV a lo largo de esta línea.

(4.25) Vista de perfil con la cabeza girada hacia el lado opuesto al que estás palpando.

182

Guía topográfica del cuerpo humano

Músculos de la columna vertebral y el tórax Los músculos de la columna vertebral y el tórax se sitúan a lo largo de las regiones posterior y abdominal, y generan los movimientos de la columna vertebral y la caja torácica (4.40). Los músculos de la columna presentan una disposición única. A diferencia de los músculos de las extremidades, a menudo los músculos de la espalda se logran distinguir individualmente, estando compuestos los músculos de la columna por numerosas bandas de fibras densamente entretejidas que dificultan el aislamiento de una porción concreta de músculo. Los músculos de la columna se pueden dividir en secciones pequeñas e individuales, o separarse en grupos mayores. Para nuestros fines, los músculos de la columna se dividirán en cuatro grupos: 1) El gran grupo de músculos que forman el erector de la columna es el más superficial de la columna, y tiene tres ramas principales.

2) El grupo más pequeño del transversoespinoso también tiene tres ramas, pero se encuentra a nivel profundo de los erectores. Su nombre alude a las fibras musculares, que presentan en distintas longitudes desde las apófisis transversas y espinosas de las vértebras. 3) Los dos músculos esplenios se localizan a lo largo de la cara posterior del cuello, a nivel profundo del músculo trapecio. 4) Los ocho músculos suboccipitales cortos son los más profundos. Se localizan en la base de la cabeza. Otros músculos que influyen en el tórax, sobre todo el esternocleidomastoideo y los escalenos, aparecen en el capítulo quinto, Cabeza, cuello y cara.

Semiespinoso de la cabeza Esplenio de la cabeza Esplenio de la cabeza Esplenio del cuello Esternocleidomastoideo Trapecio Deltoides

Elevador de la escápula Supraespinoso Romboides mayor y menor Infraespinoso Redondo menor

Dorsal ancho

Redondo mayor Dorsal ancho (cortado)

Tríceps braquial Tríceps braquial

Oblicuo externo Aponeurosis toracolumbar

Grupo erector de la columna Serrato posteroinferior Oblicuo externo Oblicuo interno

(4.40) Vista posterior, músculos superficiales de la espalda. En el lado derecho se han omitido los músculos deltoides, trapecio y dorsal ancho.

190

Guía topográfica del cuerpo humano

Músculos de la columna vertebral y el tórax Recto posterior menor de la cabeza Línea nucal superior Apófisis mastoides Apófisis espinosa de C2 Oblicuo superior de la cabeza Recto posterior mayor de la cabeza

Semiespinoso de la cabeza

Oblicuo inferior de la cabeza

Esplenio de la cabeza

Longísimo de la cabeza Serrato posteroinferior Espinoso del cuello

Apófisis espinosa de C7

Iliocostal Iliocostal (replegado desde el longísimo)

Longísimo torácico

Longísimo torácico

Espinoso torácico

Espinoso torácico

Serrato posteroinferior

Transverso del abdomen

Oblicuo interno

Aponeurosis toracolumbar

Cresta ilíaca

(4.41) Vista posterior, músculos intermedios de la espalda.

Columna vertebral y tórax

191

Sinergistas: músculos que actúan juntos * músculos no mostrados

Columna vertebral Flexión Recto del abdomen Oblicuo externo (bilateralmente) Oblicuo interno (bilateralmente)

Extensión Espinoso (bilateralmente) Longísimo (bilateralmente) Iliocostal (bilateralmente) Multífidos (bilateralmente) Rotadores (bilateralmente)* Semiespinoso de la cabeza Cuadrado lumbar (asistente) Intertransversos (bilateralmente)* Interespinoso* Dorsal ancho (con el brazo fijo)* Vista anterolateral

Rotación (todos unilateralmente) Multífidos (del lado opuesto) Rotadores (del lado opuesto) Oblicuo externo (del lado opuesto) Oblicuo interno (del mismo lado)

Vista anterolateral

Vista posterior de los multífidos Vista posterior de los rotadores

196

Guía topográfica del cuerpo humano

Vista posterolateral

Recto del abdomen 1) Compañero en decúbito supino con las rodillas flexionadas. Localiza la apófisis xifoides y las costillas justo laterales a dicha apófisis. Localiza también la cresta del pubis (pág. 280). 2) Pon la mano entre estos puntos anatómicos y pide al compañero que flexione y relaje un poco y alternativamente el tronco. «Haz una flexión corta de abdominales». 3) Explora a lo largo el músculo recto del abdomen y perfila los vientres rectangulares de este músculo (4.95). Mientras el compañero flexiona el tronco, ¿palpas los bordes laterales del músculo recto del abdomen?

Oblicuo externo del abdomen (lado izquierdo)

(4.95) Palpación del músculo recto del abdomen mientras el compañero flexiona el tronco.

1) Compañero en decúbito supino con las rodillas flexionadas. Pon la mano sobre el lado izquierdo del abdomen y las costillas inferiores. Pide al compañero que eleve el hombro izquierdo hacia la cadera derecha (girando el tronco). 2) Palpa transversalmente las fibras superficiales del músculo oblicuo externo, notando su dirección diagonal (4.96). 3) Con el tronco todavía girado, sigue las fibras en sentido superior hasta donde se interdigitan con el músculo serrato anterior, luego inferiormente hasta la aponeurosis abdominal y, para terminar, lateralmente hasta la cresta ilíaca. ¿Estás palpando lateral al borde del músculo recto del abdomen? ¿Son las fibras superficiales y discurren en ángulo? Palpa lateral al recto del abdomen con el abdomen relajado. ¿Distingues las fibras del oblicuo externo y las más profundas del oblicuo interno? Sus fibras deberían ser virtualmente perpendiculares entre sí.

(4.96) Acceso al músculo oblicuo externo mientras el compañero gira el tronco hacia el lado contrario.

214

Guía topográfica del cuerpo humano

La palpación de la inserción inferior del músculo recto del abdomen requiere localizar la cresta del pubis. (Véanse las instrucciones en la pág. 280.) Explora primero la porción inferior del músculo localizando el ombligo del compañero. Mientras él practica una flexión corta de abdoRecto del minales, sigue los vientres musculaabdomen res que se estrechan hasta la cresta del pubis. En su lugar de inserción Cresta del pubis son sorprendentemente delgados, tal vez solo de unos siete centímetros de anchura.

Articulaciones craneovertebrales: atlantooccipital y atlantoaxial Porción basilar del occipucio

Cápsula de la articulación atlantooccipital Ligamentos alares

Atlas (C1) Cápsula de la articulación atlantoaxial lateral

Ligamento cruciforme del atlas

Axis (C2) Cápsula de la articulación cigapofisaria (lateral)

Fibras longitudinales superiores Atlas (C1)

Ligamento transverso del atlas (C1)

Ligamento longitudinal anterior Axis (C2) (4.115) Vista anterior de las vértebras cervicales superiores, sección transversal a lo largo del plano coronal.

Apófisis odontoides del axis (C2)

(4.116) Vista posterior del axis, el atlas y el occipucio, con la porción posterior de los huesos omitida.

Fibras longitudinales inferiores

Cavidades sinoviales Ligamento alar Occipucio

Carilla superior

Ligamento nucal Membrana atlantooccipital posterior

Fibras longitudinales superiores del ligamento cruciforme del atlas Superficie anterior

Ligamento transverso del atlas (C1) (4.117) Vista superior del atlas (C1).

Ligamento del vértice del diente del axis Tubérculo posterior del atlas (C1)

Apófisis odontoides del axis (C2) Tubérculo anterior del atlas (C1)

Membrana atlantoaxial posterior

Ligamento longitudinal posterior

Ligamento longitudinal anterior

Ligamento transverso del atlas (C1)

(4.118) Vista de perfil, sección transversal a lo largo del plano sagital.

Columna vertebral y tórax

223

5

Cabeza, cuello y cara

Vista topográfica

228

Exploración de la piel y la fascia

229

Huesos y puntos óseos de referencia de la cabeza, cuello y cara

230

Músculos de la cabeza, cuello y cara

242

Otras estructuras de la cabeza, cuello y cara

263

Vista topográfica

Músculo temporal

Arco cigomático

Cóndilo de la mandíbula

Masetero

Esternocleidomastoideo

Borde del trapecio Base de la mandíbula Músculos escalenos

Hioides

Cartílago tiroides

Clavícula

Escotadura yugular

(5.1) Vista anterolateral.

Base de la mandíbula

Tráquea

ECM

a

Trapecio

b Clavícula

228

Guía topográfica del cuerpo humano

Las caras anterior y laterales del cuello se dividen en dos regiones triangulares. El triángulo anterior (a) está limitado por el músculo esternocleidomastoideo (ECM), la base de la mandíbula y la tráquea. El hioides, el tiroides, la arteria carótida, la glándula salival submandibular y la apófisis estiloides del hueso temporal son algunas de las estructuras presentes en este triángulo anterior. El triángulo posterior (b) está formado por el esternocleidomastoideo (ECM), la clavícula y el músculo trapecio, y contiene, entre otras estructuras, el plexo braquial y la vena yugular externa.

Exploración de la piel y la fascia 1) Compañero en decúbito supino. Hunde los dedos en el cabello del compañero y el cuero cabelludo. Fíjate en la temperatura y en su humedad u oleosidad. 2) Usando las yemas de los dedos para establecer contacto, desplaza el cuero cabelludo en todas direcciones (5.2). Gira la cabeza hacia un lado para situar los dedos detrás de las orejas y en la base del cráneo. Mientras percibes el espesor y movilidad del tejido, ¿reparas en que algunas regiones del cuero cabelludo son más flexibles que otras?

(5.2) Compañero en decúbito supino.

1) Usando las yemas de los pulgares, retuerce suavemente la piel y la fascia de la frente o la cara. Percibe la elasticidad y espesor del tejido (5.3).

(5.3)

1) Desplazándote hasta el cuello, agarra con suavidad y levanta la piel y la fascia de la porción lateral del cuello (5.4). En ocasiones, el tejido será allí muy fino y delicado. Gira la mano 90° y trata de levantar el tejido en dirección horizontal. ¿Es más difícil levantarlo? A continuación, explora la cara anterior del cuello, incluyendo el tejido bajo la mandíbula. ¿Notas algunas restricciones en la piel? 2) Apoyando la cabeza sobre la base de la mano, explora la piel y la fascia de la cara posterior del cuello. En ocasiones, este tejido es más espeso y denso que en la cara anterior. ¿Es verdad?

(5.4)

Cabeza, cuello y cara

229

Huesos y puntos óseos de referencia de la cabeza, cuello y cara Una calavera se compone de veintidós huesos: ocho en el cráneo y catorce en la región facial. Siete de los ocho huesos craneales son directamente accesibles. El octavo, el etmoides, es accesible sólo a través de la cavidad nasal. La mayoría de los huesos craneales son superficiales. Siete de los catorce huesos faciales son palpables,

como también los numerosos puntos óseos de referencia de la mandíbula (5.5 y 5.6). Las articulaciones de los huesos del cráneo son diferentes de las de las extremidades. Las articulaciones de brazos y piernas presentan una estructura sinovial (móvil). Los huesos craneales, por el contrario, presentan articulaciones fibrosas que están tejidas y forman suturas muy ajustadas.

Frontal Parietal Temporal Esfenoides Etmoides Nasal Lacrimal Cigomático

Huesos del cráneo (8): Etmoides Frontal Occipital Parietal (2) Esfenoides Temporal (2)

Maxilar Vómer

Mandíbula

(5.5) Vista anterior. Sutura sagital Parietal

Sutura lamboidea

Occipital

Huesos faciales (14): Concha nasal inferior Lacrimal (2) Mandíbula Maxilar (2) Nasal (2) Palatino (2) Vómer Cigomático (2)

Línea nucal superior

Temporal Apófisis mastoides

Protuberancia occipital externa

Maxilar Mandíbula

(5.6) Vista posterior

230

Guía topográfica del cuerpo humano

Músculos de la cabeza, cuello y cara La cabeza y la cara contienen más de treinta pares de músculos, muchos de los cuales son pequeños, delgados y difíciles de aislar. No obstante, los músculos que actúan sobre la mandíbula son fácilmente accesibles a los lados de la mandíbula. Los músculos anteriores y laterales del cuello realizan diversas tareas, como mover la cabeza y el cuello, ayudar a la deglución y elevar la caja torácica durante la inhala-

ción. Los músculos posteriores del cuello, que actúan principalmente sobre la columna cervical y la cabeza, aparecen de forma detallada en el capítulo cuarto, Columna vertebral y tórax. Antes de palpar los siguientes músculos en tu compañero, te aconsejamos que vayas al final de este capítulo para familiarizarte con las arterias, glándulas y nervios de la cabeza, el cuello y la cara (pág. 263).

Músculo temporal

Músculo frontal Aponeurosis epicraneal

Músculo occipital

Apófisis mastoides (a nivel profundo) Arco cigomático

Digástrico (vientre posterior) Masetero

Estilohioideo

Esplenio de la cabeza

Digástrico (vientre anterior)

Elevador de la escápula

Hioides Tirohioideo

Trapecio

Omohioideo (vientre superior) Escaleno posterior

Esternohioideo

Escaleno medio Esternotiroideo Escaleno anterior Esternocleidomastoideo Omohioideo (vientre inferior)

(5.30) Vista de perfil.

242

Guía topográfica del cuerpo humano

Sinergistas: músculos que actúan juntos *músculos que no aparecen Flexión Esternocleidomastoideo (bilateralmente) Escaleno anterior (bilateralmente) Largo de la cabeza (bilateralmente) Largo del cuello (bilateralmente)

Columna cervical

Vista anterolateral

Extensión Trapecio: fibras superiores (bilateralmente) Elevador de la escápula (bilateralmente) Esplenio de la cabeza (bilateralmente) Esplenio del cuello (bilateralmente) Recto posterior mayor de la cabeza Recto posterior menor de la cabeza Oblicuo superior de la cabeza Semiespinoso de la cabeza Longísimo de la cabeza (asistente)* Longísimo del cuello (asistente)* Iliocostal cervical (asistente)*

Vista posterior

Vista posterior

Rotación (unilateralmente hacia el mismo lado) Elevador de la escápula Esplenio de la cabeza Esplenio del cuello Recto posterior mayor de la cabeza* Oblicuo inferior de la cabeza* Largo del cuello* Largo de la cabeza* Longísimo de la cabeza (asistente)* Longísimo del cuello (asistente)* Iliocostal cervical (asistente)* Rotación (unilateralmente hacia el lado opuesto) Trapecio: fibras superiores Esternocleidomastoideo Escaleno anterior Escaleno medio Escaleno posterior

244

Guía topográfica del cuerpo humano

Vista anterior

Otras estructuras de la cabeza, cuello y cara Hay varias arterias, glándulas y nervios accesibles en la cabeza, cuello y cara (5.81). Muchos son superficiales y delicados, y, por tanto, se deben palpar con suavidad. Es aconsejable localizar y explorar estas estructuras en ti mismo antes de hacerlo con un compañero.

Conducto parotídeo

Arteria temporal

Nervio facial

Conducto auditivo externo

Glándula parótida

Arteria facial Glándula salivar submandibular

Arteria carótida común

Cartílago tiroides Cartílago cricoides Tiroides Tráquea

(5.81) Vista de perfil con la musculatura superficial omitida.

Los seres humanos sólo tienen cuatro músculos con los que mover las orejas. Estos músculos suelen ser débiles, y en algunas personas ni siquiera son funcionales. Los caballos, por su parte, tienen trece músculos que les permiten variados movimientos con las orejas. ¿Por qué? Los seres humanos comunican sus sentimientos mediante la expresión facial y no moviendo las orejas. Los caballos, por el contrario, manifiestan sus emociones sobre todo con las orejas, por lo que necesitan un grupo diverso y poderoso de músculos para generar acciones y expresiones específicas.

Cabeza, cuello y cara

263

6

Pelvis y muslo

Vistas topográficas

270

Exploración de la piel y la fascia

271

Huesos de la pelvis y el muslo

272

Puntos óseos de referencia

273

Músculos de la pelvis y el muslo

290

Otras estructuras de la pelvis y el muslo

326

Vistas topográficas Recto del abdomen

Cresta ilíaca

Cresta del pubis Espina ilíaca anterosuperior (EIAS)

Glúteo medio Trocánter mayor

Ligamento inguinal

Aductores Sartorio Vasto lateral

Recto femoral Cintilla iliotibial Vasto medial Rótula

(6.2) Vista posterolateral.

(6.1) Vista anterolateral.

En este capítulo se han incluido los genitales masculinos en los dibujos cuando se muestran técnicas palpatorias cerca de la base de la pelvis. Esto sirve para aclarar la localización con respecto a la estructura que estás palpando. En la página 289 aparece más información.

Grupo erector de la columna

Espina ilíaca posterosuperior (EIPS)

Cresta ilíaca

Sacro

Glúteo mayor

Cóccix

Surco interglúteo

Surco glúteo

Isquiotibiales

Tendones de los isquiotibiales

Fosa poplítea

(6.3) Vista posterior.

270

Guía topográfica del cuerpo humano

Exploración de la piel y la fascia 1) Compañero en decúbito supino. Comienza poniendo las manos sobre el muslo del compañero. Explora de la pelvis a la rodilla, percibiendo la temperatura del tejido. Asegúrate de acceder también a las caras medial y lateral del muslo. 2) Hunde las manos en el muslo y pellizca suavemente el tejido en direcciones opuestas (6.4). Repara especialmente en su espesor y elasticidad. Por ejemplo, la piel y fascia proximales a la rodilla tal vez sean más finas que el tejido cercano a la pelvis.

(6.4) Compañero en decúbito supino, vista medial del muslo derecho.

1) Compañero en decúbito prono. Asiendo el tobillo, flexiona pasivamente la rodilla. Usa la otra mano para asir con suavidad la piel y fascia proximales a la cara posterior de la rodilla. Al hacerla rodar entre los dedos, fíjate en la textura y flexibilidad del tejido. 2) Compara lo que has percibido con el tejido más espeso de la cara medial del muslo y la fascia más densa de la cara lateral. 3) Sin soltar la piel ni la fascia, flexiona y extiende pasivamente la rodilla (6.5). Siente cómo el tejido se estira al extender la rodilla. Sigue con el mismo movimiento mientras agarras el muslo por los costados. Si el tejido es difícil de agarrar, tal vez prefieras usar la parte plana de la mano para percibir los cambios en el tejido.

(6.5) Compañero en decúbito prono, vista posteromedial del muslo derecho.

(6.6) Compañero en decúbito prono, vista superolateral.

1) Compañero en decúbito prono. Usando el dorso de la mano, explora la temperatura de la cara posterior y lateral de las nalgas. No es infrecuente que el tejido esté más frío aquí que en la cara posterior del muslo o en la región lumbar. 2) Como las nalgas se componen de grandes músculos y presentan mucho tejido adiposo, son una buena área para explorar diferencias entre los tejidos. 3) Intenta agarrar la piel y la fascia superficiales sintiendo su cualidad gelatinosa. Luego agarra un poco más profundo y siente la masa estriada y espesa de los músculos glúteos (6.6).

Pelvis y muslo

271

Huesos de la pelvis y el muslo La pelvis (cintura pélvica) consta de dos huesos coxales, el sacro y el cóccix (6.7). Cada hueso coxal está formado por la fusión de tres huesos más pequeños: el ilion, el isquion y el pubis (6.8). Aunque la pelvis se encuentra a nivel profundo de los músculos, órganos y tejido adiposo circundantes, algunas caras son fáciles de palpar. El superficial sacro se encuentra en sentido posterior, entre los huesos coxales. El pequeño cóccix se extiende en sentido inferior a partir del sacro. El sacro y el cóccix, compuestos de vértebras fusionadas, se consideran parte de la columna vertebral.

El fémur es el hueso más largo, pesado y duro del cuerpo. Su extremo proximal se articula con la cadera en el acetábulo para formar la articulación coxofemoral, una articulación esferoidea. Porciones del fémur proximal son parcialmente accesibles. La diáfisis femoral está rodeada por los gruesos músculos del muslo, mientras que el extremo distal del fémur es superficial. La porción distal del fémur se articula con la porción proximal de la tibia y forman la articulación femorotibial (rodilla). La articulación femorotibial es una trocleartrosis modificada, es decir, se puede flexionar y extender y, cuando está flexionada, gira medial y lateralmente.

Vértebra lumbar

Articulación sacroilíaca

Articulación sacrococcígea

Sacro Ilion Cóccix

Pubis

Cadera

Isquion Articulación coxofemoral

Fémur

(6.7) Vista anterolateral de la pelvis.

Ilion

Isquion

Pubis

(6.8) Vista de perfil, huesos de la cadera.

272

Guía topográfica del cuerpo humano

La forma de la pelvis es diferente en las mujeres (izquierda) que en los hombres (derecha). La pelvis femenina es más ancha para posibilitar el embarazo y el parto. La cresta ilíaca es más ancha, el bacinete de la pelvis es mayor, y hay una mayor distancia entre las tuberosidades isquiáticas. fémur pelvis

L. muslo L. lebrillo

Puntos óseos de referencia Ombligo

Vértebra lumbar

Cresta ilíaca

Cresta del pubis

Fosa ilíaca

Rama superior del pubis

Espina ilíaca anterosuperior (EIAS)

Acetábulo

Espina ilíaca anteroinferior (EIAI)

Espinas del pubis

(6.9) Vista anterolateral, fémur derecho omitido. Primera vértebra lumbar Superficie glútea del ilion

Sacro Cresta sacra medial

Espina ilíaca posterosuperior (EIPS)

Borde del sacro

Cresta sacra lateral Fosa trocantérea

Trocánter mayor

Cresta intertrocantérea

Tuberosidad glútea

Agujero obturado

Trocánter menor

Cóccix

Línea pectínea

Tuberosidad isquiática Borde medial de la línea áspera Diáfisis del fémur

Borde lateral de la línea áspera

Cóndilos del fémur

Tubérculo de los aductores

(6.10) Vista posterior. isquion ilion pubis

G. cadera L. ingle, flanco NL. hueso de la ingle

Pelvis y muslo

273

Músculos de la pelvis y el muslo Los músculos de la pelvis y el muslo generan sobre todo movimiento en las articulaciones coxofemoral (cadera) y femorotibial (rodilla). La mayoría de los músculos de la cadera y el muslo se pueden dividir en cinco grupos. Hay dos grupos en la región de las nalgas y tres que forman la masa muscular del muslo: 1) Tres músculos glúteos que dan forma a las nalgas y la cara lateral de las caderas. 2) Seis pequeños rotadores laterales a nivel profundo de los glúteos.

3) Cuatro músculos que forman el cuádriceps y se localizan en las superficies anterior y lateral del muslo. 4) Tres largos músculos isquiotibiales a lo largo de la cara posterior del muslo. 5) Cinco músculos aductores entre el cuádriceps y los isquiotibiales, a lo largo de la cara medial del muslo.

Otros músculos adicionales son el psoasilíaco, el sartorio y el tensor de la fascia lata.

Psoas mayor Psoas menor Ilíaco EIAS Ligamento inguinal

Glúteo medio

Tensor de la fascia lata

Tensor de la fascia lata

Pectíneo Aductor largo Recto interno

Glúteo mayor Cintilla iliotibial

Sartorio

Cintilla iliotibial Recto interno

Recto femoral

Aductor mayor

Vasto lateral

Vasto medial

Semitendinoso

Vasto lateral (a nivel profundo) Bíceps femoral (cabeza larga)

Semimembranoso Bíceps femoral (cabeza corta)

Rótula

Plantar Gastrocnemio (6.44) Vista anterior de la cadera y muslo derechos. (6.45) Vista posterior de la cadera y muslo derechos.

290

Guía topográfica del cuerpo humano

Sinergistas: músculos que actúan juntos * músculos que no aparecen

Coxales (articulación coxofemoral) Flexión Recto femoral Glúteo medio (fibras anteriores) Glúteo menor Aductor mayor (asistente) Aductor largo (asistente) Aductor corto (asistente) Pectíneo (asistente) Tensor de la fascia lata Psoas mayor Ilíaco

Vista anteromedial

Vista anterolateral, se muestran los músculos psoas mayor e ilíaco en el lado opuesto

Extensión Bíceps femoral Semitendinoso Semimembranoso Glúteo mayor (todas las fibras) Glúteo medio (fibras posteriores) Aductor mayor (fibras posteriores)

Vista posterolateral

Vista posteromedial

En la página 395 aparece una lista completa de los músculos que inclinan la pelvis

292

Guía topográfica del cuerpo humano

Otras estructuras de la pelvis y el muslo El triángulo femoral se localiza en la superficie anteromedial del muslo (6.130). Está formado por el ligamento inguinal y los músculos aductor largo y sartorio. Varios vasos importantes, como la arteria, nervio y vena femorales, discurren a nivel superficial a través del triángulo femoral.

Nervio femoral

Arteria femoral

Vena femoral

Ligamento inguinal

Músculo aductor largo

L. in guin al

io tor Sar

Aducto r largo

Ganglios linfáticos inguinales

Vena safena magna

Músculo sartorio (6.130) Los tres bordes del triángulo femoral.

(6.131) Vista anterior de la cadera y muslo derecho.

Ligamento supraespinoso Ligamento iliolumbar Ligamento sacroilíaco posterior

Ligamentos sacrococcígeos ventrales Ligamento sacrotuberoso

La vena safena magna es un vaso superficial que cursa a lo largo de la extremidad inferior. A menudo visible, comienza cerca del tobillo, pasa por la cara medial de la tibia y sigue sartorio arriba por el muslo hasta desaguar en la vena femoral en el triángulo femoral. Como es larga y de fácil acceso, la vena safena a menudo se usa para injertos en operaciones de derivación aortocoronaria.

Tendón de los isquiotibiales Ligamento sacroespinoso (a nivel profundo del ligamento sacrotuberoso) (6.132) Vista posterior del pubis.

326

Guía topográfica del cuerpo humano

safeno

origen poco claro, tal vez del árabe saphin, de pie, o del griego, saphen, claramente visible

7

Pierna y pie

Vistas topográficas

334

Exploración de la piel y la fascia

335

Huesos de la rodilla, pierna y pie

336

Puntos óseos de referencia de la rodilla y la pierna

337

Rutas de los puntos óseos de la rodilla

339

Huesos y puntos óseos de referencia del tobillo y el pie

344

Rutas de los puntos óseos de referencia del tobillo y el pie

346

Músculos de la pierna y el pie

356

Otras estructuras de la rodilla y la pierna

378

Otras estructuras del tobillo y el pie

384

Vistas topográficas Fosa poplítea Rótula Tuberosidad de la tibia Pata de ganso, punto de inserción Gastrocnemio Músculo tibial anterior Diáfisis de la tibia Tendón de Aquiles Maléolo lateral Maléolo medial Tendón del músculo tibial anterior Tendones del músculo extensor largo de los dedos (7.2) Vista posterior de la pierna derecha.

(7.1) Vista anterior de la pierna derecha.

Antepié Metatarsianos Tendón del músculo tibial anterior Arco plantar

Tendón del músculo extensor largo del dedo gordo

Talón

Tendones del músculo extensor largo de los dedos

Calcáneo

(7.3) Vista dorsal del pie derecho.

334

Guía topográfica del cuerpo humano

(7.4) Vista plantar del pie derecho.

Huesos de la rodilla, pierna y pie La rodilla está formada por la articulación de la extremidad distal del fémur con el extremo proximal de la tibia (7.8). La articulación femorotibial (rodilla), la sinartrosis más grande del cuerpo, es una articulación troclear modificada. Es capaz de flexión y extensión, y con la rodilla flexionada puede girar la rodilla medial y lateralmente (pág. 338). La región de la rodilla también incluye la pequeña rótula y el extremo proximal del peroné. Las superficies óseas de la rodilla son superficiales y de fácil acceso.

La tibia y el peroné son los huesos de la pierna. La tibia discurre a nivel superficial desde la rodilla hasta el tobillo, igual que el peroné hace lo mismo desde el codo hasta la muñeca. La relación del peroné con la tibia es parecida a la del radio con el cúbito. Se encuentra lateral a la tibia y a nivel profundo de los músculos circundantes. El peroné aguanta sólo el 10% del peso corporal y es lo correcto, porque es el hueso más delgado del cuerpo en proporción a su longitud.

Fémur

Articulación femorotibial

Rótula

Articulación tibioperonea proximal Peroné

Tibia

Calcáneo Articulación transversa del tarso

Astrágalo Cuboides

Huesos del tarso

Navicular (escafoides tarsiano)

Articulaciones tarsometatarsianas

Cuñas

Articulaciones intermetatarsianas

Articulación tibioperonea distal

Metatarsianos Articulación tibioastragalina

Articulaciones metatarsofalángicas

Falanges

Articulaciones interfalángicas

(7.9) Vista dorsal del pie derecho. (7.8) Vista anterior de la pierna y pie derechos, pie en flexión plantar.

336

Guía topográfica del cuerpo humano

Puntos óseos de referencia de la rodilla y la pierna Tubérculos intercondilares medial y lateral

Tubérculos intercondilares medial y lateral

Cabeza del peroné

Peroné

{

{

Cóndilo lateral

Cóndilo medial

Cóndilo lateral

Tuberosidad de la tibia Punto de inserción de la pata de ganso

Surco para el tendón del músculo semimembranoso

Tibia

Línea del sóleo

Cabeza del peroné

Peroné

Tibia

Diáfisis del peroné

Diáfisis de la tibia

Maléolo medial Maléolo lateral

Surco de los tendones de los músculos tibial posterior y flexor largo de los dedos

Maléolo lateral

Maléolo medial Fosa del maléolo lateral (7.10) Vista anterior de la tibia y peroné derechos.

(7.11) Vista posterior de la tibia y peroné derechos.

Carilla lateral

Base Carilla medial

Vértice

Vértice

(7.12) Vista anterior de la rótula derecha.

(7.13) Vista posterior de la rótula derecha.

Pierna y pie

337

Músculos de la pierna y el pie Como el antebrazo y la mano, la pierna y el pie contienen numerosos músculos. La mayoría son directa o parcialmente accesibles, y sus nombres revelan en gran medida sus acciones. La mayoría de los músculos de la pierna se dividen en cuatro grupos: a) El voluminoso gastrocnemio y sóleo forman los «músculos de la pantorrilla» en la cara posterior de la pierna. b) Los peroneos largo y corto son músculos delgados situados a lo largo de la cara externa de la pierna.

c) Los músculos extensores del tobillo y los dedos (tibial anterior, extensor largo de los dedos y extensor largo del dedo gordo) están superpuestos en la cara anterior de la pierna y en el dorso del pie. d) Los pequeños músculos flexores del tobillo y los pies comprenden el tibial posterior, el flexor largo de los dedos y el flexor largo del dedo gordo. Se encuentran a nivel profundo de los músculos gastrocnemio y sóleo en la cara posterior de la pierna.

Isquiotibiales

Gastrocnemio (cortado)

Plantar

Poplíteo

Sóleo

Gastrocnemio (cortado a la derecha)

Sóleo

Tendón de Aquiles

Tendones de los músculos flexores Tendones de los músculos peroneos Retináculo de los músculos flexores

Retináculo superior de los músculos peroneos

Calcáneo

(7.53) Vista posterior de la pierna derecha, que muestra los músculos superficiales.

356

Guía topográfica del cuerpo humano

(7.54) Vista posterior de la pierna derecha, que muestra los músculos más profundos.

Músculos sinergistas: músculos que actúan juntos * músculos que no aparecen

Tobillo (articulación tibioastragalina)

Flexión plantar Gastrocnemio Sóleo Tibial posterior Peroneo largo (asistente) Peroneo corto (asistente) Flexor largo de los dedos (débil) Flexor largo del dedo gordo (débil) Plantar (débil) Vista posterior

Vista posterolateral

Vista anterolateral

Dorsiflexión Tibial anterior Extensor largo de los dedos Extensor largo del dedo gordo

358

Guía topográfica del cuerpo humano

Otras estructuras de la rodilla y la pierna Articulación femorotibial Fémur Ligamento cruzado anterior Ligamento cruzado posterior

Menisco medial Menisco lateral

Ligamento colateral tibial Ligamento colateral peroneo Ligamento transverso de la rodilla

Tibia

Peroné Ligamento anterior de la cabeza del peroné

Ligamento rotuliano (cortado)

(7.108) Vista anterior de la rodilla derecha flexionada con la rótula omitida.

Ligamento cruzado posterior Ligamento cruzado anterior Ligamento meniscofemoral posterior

Ligamento colateral peroneo

Tendón del músculo poplíteo (cortado)

Menisco lateral

Ligamento posterior de la cabeza del peroné Menisco medial Ligamento colateral tibial

Peroné Tibia (7.109) Vista posterior de la rodilla derecha extendida.

378

Guía topográfica del cuerpo humano